6 ene. 2014

Y lo que siguió...

¿Qué pasó con Kevin? Nos vimos muy esporádicamente, sin acabar en la cama, eso sí. Años después nos volvimos a reencontrar pero nada pasó. Conocí un lado muy oscuro de su carácter y casi dejamos de hablarnos. Los años cambian a la gente, y ambos lo habíamos hecho, para bien o para mal. Y yo estaba con una persona a quien no deseaba traicionar por algo que no dejaba ya de ser solo sexo.

El trabajo en la tienda de la gasolinera solo fue el primero. Estuve allí más de dos años y medio, pero viendo que los últimos en llegar recibían promociones y que en la tienda cambiaban las condiciones y eran para peor, decidí irme. Al otro lado de la carretera había una farmacia y una de las dependientas se marchaba para trabajar de lo suyo, en un banco. Es lo bueno de trabajar cara al cliente, haces amistades con los que vienen a diario y te enteras de cosas. Presenté mi cv para cubrir su puesto y me cogieron. Fui la primera en irse de la tienda de todos los que estaban cuando yo llegué o empezaron poco después. Un mes después, incluso la gente que llevaba trabajando cinco años empezó a dejar el trabajo, tal fue el cambio en la actitud de los dueños, que de la noceh a la mañana se dejaron llevar por la avaricia.
En la farmacia no me fue bien. Duré 9 meses y me fui por mi propio pie. El trabajo en sí era aburrido, me trataban mal -a excepción de una de las farmacéuticas que incluso me defendió ante la jefa, y el estrés era insoportable. 
Fue en esta época cuando conocí a J (y hasta el día de hoy). 

Tras irme de la farmacia, cambié totalmente de "registro laboral". En el pub donde siempre tomaba algo, la dueña me ofreció trabajar al otro lado de la barra y tras un par de semanas me hizo Manager assistant. Luego abrió un segundo bar y me hizo manager, el bar para mí sola.

Tras todo ésto, cambios, cambios, cambios. Cuando el trabajo es bueno, cambiar de opinión de una día para otro está a la orden del día. Terminabas un viernes en un sitio y el lunes comenzabas en otro, porque tú lo vales. Trabajé en restaurantes, en tienda de ropa de supervisora, y finalmente recalé en trabajo de oficina/gestión de datos.

Cambié de casa también. La casita compartida al otro lado del río se puso en venta y yo ya tuve suficiente con las lágrimas de la casera que se presentaba allí cuando le apetecía, nos rebuscaba en armarios y nevera y cogía lo que le daba la gana. Me fui a vivir a una casita en un cul de sac y allí sería donde muchos meses después conocería a J.

¿Qué pasó con Kathy y la familia? Seguimos en contacto. Pasé muchas navidades con ellos tras mi marcha de Au Pair, conocí a la mayoría de Au Pairs que tuvo tras de mí. Nana murió. Lo sentí miuchísimo. Era como mi abuelita. Mi propia abuela murió pocos meses después, convirtiendo el dolor en un vacío sin fondo. Los niños crecieron, la "niña" tiene ya casi 23 años y el "niño" debe andar rondando los 19. 

Y así mi vida siguió en Limerick hasta Febrero de 2013 cuando me planté y decidí que había tenido suficiente de la vida en esa pequeña ciudad. Bueno, en realidad no me planté en Febrero del 2013. Esa fue la fecha en la que finalmente salí de allí. Los planes habían comenzado unos nueve meses antes, como un embarazo bien planeado.
Limerick se me había quedado pequeña, aunque adoraba mi trabajo en traducción para Thomson Reuters, adoraba el ambiente de trabajo y a mis compañeros. Pero mi vida social y cultural se resentía a grandes pasos. Mis inquietudes no hallaban salida y mi única interacción con el mundo se estaba limitando a la ventana de mi estudio y a convertirme en "la vieja del visillo". El último cine en la ciudad había cerrado años atrás y para ir al cine teníamos que perder todo un día, porque lso dos multicines que había estaban en las afueras, por lo que teníamos que depender de los horarios domingueros de los autobuses o bien irnos en taxi si los horarios no eran buenos. La aventura de ir al cine nos salía en unos 30 euros a cada uno. 

Y en Febrero nos mudamos a Cork. El resto... es historia, muy reciente, y ya la sabéis por mi otro blog.

This is THE END. This is THE END, my friend...


8 pataletas:

chema dijo...

me gusta la cita de la canción de the doors, jeje.
todo esto ha sido experiencia que has ganado. pronto hará un año que estás en cork, el tiempo pasa volando.
y sigues manteniendo una buena relación con tu familia de au pair, qué más se puede pedir?

COILET dijo...

Cachiiis, pero en tu blog de "Lo que dice Candela" cuentas cómo fue la conquista de J? Porque lo liquidas todo de un plumazo y me dejas con la intriga de cómo os conocistéis, quién "cazó" a quién y esas cosas, jajaja

Sarah dijo...

Lo cacé yo, depredadora total. Lo dudabas?

Eva López dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eva López dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eva López dijo...

Hola Ruth!
Desde que pusiste el enlace en Facebook de este otro blog quedé atrapada: incluso dejé apartado de momento el libro que estaba leyendo. Me ha encantado!! Es interesante, divertido a veces, espontáneo... Desde mi humilde opinión te animo a que sigas escribiendo y por qué no? anímate también a publicar este tipo de escritos, que aunque diferentes al libro sobre Esther, creo que también gustaría a mucha gente.

Feliz Año y un abrazo desde Cádiz.

Sarah dijo...

Gracias, Eva! Lo empecé hace unos años, pero pasaron cosas que me quitaron las ganas de continuar, por ello lo puse en privado en principio y luego lo dejé durante lso pasados dos años... pero habia que zanjarlo

Sandra dijo...

Hola Ruth,
Me ha gustado mucho leerte. No te comenté nada pq lo he leído todo en dos días y no quería perder tiempo en escribirte nada...pasé de una entrada a otra a toda velocidad ��.
Yo tb fui au-pair y me vi identificada en muchas de las cosas q cuentas....vaya cuantos recuerdos leyendo tu historia ��
Me ha gustado mucho, aunque me deja un poco de mal sabor de boca la forma en q llegué hasta aquí: por la noticia de tu última entrada ��. Me imagino el palo q fue para ti, espero q ya estés mejor.
Muchas gracias por el buen rato q me has hecho pasar. Un saludo
Ahhh soy Sandra la "desaparecida" del blog de Esther q se q me dejó ver muy poco ��.