30 dic. 2010

A veces... que maravilla..

Estoy convencida de que los ojos no ven del mismo modo una ciudad cuando posan en ella sus pupilas por primera vez.
Dublin me ha parecido la ciudad más maravillosa del mundo y es que dónde encuentras una fuente enorme con mote incluido en medio de una especie de rampa que divide O'Connell Street? ¿dónde encuentras un castillo rodeado de modernidad? ¿un remanso de paz donde apenas llega el sonido en medio de la gran urbe? ¿Donde puedes tocar parte de historia, las muescas dejadas por las balas de uno de los conflictos más conocidos del país?

No he olvidado mis dolores sentimentales, pero sabe Dios que lo intenté!!!