7 nov. 2009

1 de Junio de 1998: las tarjetas

Estar en un país que no es el tuyo no es fácil. Y no me refiero sólo a las diferentes costumbres, la diferente moneda o el idioma. Es que a veces es un simple coñazo.
¿Por qué? Porque una se cansa de repetir las mismas respuestas a las mismas preguntas, de caer en tópicos una y otra vez cada vez que se conoce a alguien nuevo, y aunque al principio es la novedad y te lo tomas con filosofía, responder lo mismo siete mil veces en una noche es cansino. Por ello una de las chicas tuvo la idea hace meses de hacernos unas cartulinas con las preguntas y respuestas más frecuentes. Las unimos con una anilla por una esquina y las llevamos siempre en el bolso. Al principio nos pareció hasta rudo... ¿Pero, y el tiempo que nos ahorramos?
Porque vamos a ver, no lo neguemos: en estos momentos Limerick no tiene avalanchas de inmigrantes, y los extranjeros destacamos donde estemos. Y los irlandeses, en general, son de acercarse a charlar -lo cual no quiere decir que sea para ligar-, simplemente desean sentarse y hablar contigo mientras se toman unas pintas. Y así, nosotras podemos disfrutar de las nuestras también, con tranquilidad (y unas cartulinas).
La primera pregunta siempre es "¿De dónde eres?", a la que le sigue, cuando dices que eres de España, "¿Y de qué parte de España?". Contando que la mayoría sólo conoce Ibiza, Madrid como mucho y Bilbao, cuando se le dice que eres de otra parte de la Piel de Toro, se pierden totalmente, es un galimatías tratar de trazar un mapa imaginario y señalar. Para mí al menos no es difícil porque con decir Gibraltar, ya les suena (aunque dudo mucho que sepan ubicarlo en un mapa, contando que muchos de los que me he encontrado creían que las Islas Canarias era un país independiente de España). La siguiente pregunta suele ser... "¿Y eso queda cerca de Bilbao/Ibiza/Madrid?" Luego vendrán las típicas preguntas:
-¿Y qué haces en Limerick? ¿Estudias o trabajas?
-¿Trabajas en Dell?
-¿Te gusta Limerick?
-¿No echas de menos el buen tiempo y el sol?
-¿No lo encuentras muy lluvioso?
-¿Vienes mucho por aquí (el bar/disco en cuestión)?
-¿Por dónde sueles salir?
-¿Tienes novio?
Luego tenemos las típicas preguntas que cualquier listillo te suelta de vez en cuando, y que hemos incluido en el apartado de Apéndice:
-Pues yo también hablo español, mira, sé decir... (aquí se incluye el novedoso vocabulario de guiri pretendiendo hacerse el gracioso: toro, cerveza, vino, mujer bonita, morena...)
-¿Qué te parece la comida irlandesa? (mandeeeee???)
-¿Sabes hacer paella?
De modo que, para entendernos, nos fuimos al todo a 1 pound y nos compramos unos paquetitos con tarjetas de fichero blancas. Ahí escribimos en inglés esas preguntas más frecuentes que he puesto arriba, en boli rojo (por supuesto), y abajo, la contestacion adecuada en boli azul o negro. Para información adicional, vamos refiriendo a (mirar ficha 4, 6 u 8) segun el caso.
Parecerá borde, pero mientras ellos se entretienen leyendo las tarjetas (sí, nunca nos las han tirado a la cara directamente y dicho que somos unas bordes), y sopesan si vamos en serio o qué coño es esto, nosotras podemos seguir tranquilamente con nuestra conversación y nuestra cerveza sin que se nos reseque la garganta.