2 oct. 2009

Sabado 16 de Mayo de 1998: Una tarde en el Castillo

Ayer me dijo Cathy que hoy se inauguraba la nueva sede del Museo Municipal, museo que ya visité hace un par de meses en su antigua localización junto a la plaza de la Catedral de St. John. Ahora está situado en un edificio junto al Castillo de St. John, y al mismo tiempo, han abierto una Taberna estilo medieval al fondo del callejón. Cathy me dijo si quería ir con ellos a pasar el día allí porque la entrada al Castillo era gratuita y habría entretenimiento en la calle con magos, artistas y cosas para niños. Y como yo me apunto a un bombardeo y además aún no había visitado el castillo, pues allá que nos fuimos.
La explanada fuera del castillo y la callecita adyacente que baja al río estaba llena de gente. Es 16 de Mayo y un sábado, por lo tanto hay público de todas las edades. A pesar de que yo he venido con un jersey de manga larga y mi chaqueta vaquera forrada por dentro de borreguito, el resto de limerickenses presentes se paseaban impunemente en tirantes (ellas) y camisetas de manga corta (ellos) e incluso algún descamisado he visto por ahí, rebozándose al sol como una langosta. Y la mayoría presentan blanquecinos brazos ya sonrosados bajo la acción solar. Cathy no hace más que decirme que me quite la chaqueta, que me voy a cocer, pero esto no es calor para mí. Aún así, por evitar las miradas curiosas que probablemente me tomen por esquimal, he decidido liberarme de la chaqueta y anudármela a la cintura. ¡Qué cruz! ¡Que no hace calor!
El exterior del Castillo, visto desde el río, o desde la orilla donde se encuentra la Treaty Stone, es bonito. Pues eso, un castillo, almenas, torres, muros. ¿La entrada? La entrada es una caca obsoleta que al parecer construyeron hace sólo un par de años y que para más inri ha ganado no-sé-qué premio. Resulta que la "entrada" propia del castillo estaba totalmente destruida, esa parte de muro ya ni existía, por lo que no han tenido mejor idea que poner lo que parece como una empalizada metálica para cubrir una obra (juro que esto lo sé porque me los han explicado hoy, porque las veces que he venido a pasear por esta zona, creía que estaba curbriendo una remodelación del muro). Pero no, es así. Una entrada con pared acristalada y algo del todo raro a los lados... no casa para nada con el ambiente. En fin. Ellos sabrán. O quizás no.
Los niños se lo han pasado genial, había magos haciendo todo tipo de trucos, y mimos, malabaristas, artistas de la goma haciendo animales de globos y a Billy y Janet les han dado unos sombreritos de papel que yo juraría que son del Burguer King.
Al museo no hemos entrado, porque curiosamente, aunque es la inauguración, está cerrado (probablemente estuviera abierto en horario de mañana, pero eran algo más de las cuatro de la tarde y quizá haya cerrado). Hay actores vestidos de Reyes y guerreros y plebeyos de la época, así que metiéndome en el espíritu de la festividad, me he presentado como ciudadana del Reino Español al mismísimo Rey John, que muy amablemente me ha preguntado por la Reina Isabel, y le he dicho que reposa muy tranquila junto a su amado Fernando en tierras Granadinas.
Luego hemos entrado al castillo. En su patio hay muestras de tiro al arco y me han dicho que más tarde habría una barbacoa popular donde asarán un cochinillo.
El interior del castillo no es ninguna maravilla, o tal vez después de ver el de Bunratty, donde puedes estar tranquilamente horas y horas, me ha desilusionado bastante. Su interior no guarda nada de máximo interes. O de mínimo, debiera decir: algunas figuras de cera vestidas con trajes de la época remedando antiguos oficios como el de orfebre o zapatero... Y poco más.
Eso sí, en la primera sala que hemos entrado, cuyo muro imitaba la roca, había un agujero oscuro donde decía "entrada sólo para niños" y allí que se han metido Janet y Billy. Le he preguntado a Cathy qué era aquello y sonriendo me ha dicho: "No sé, es sólo para niños, espera a que salgan y te lo dirán". Pero no me he querido esperar y me he metido dentro. Soy tan bajita como un niño, no? Alguna ventaja habría de tener.
Claro que todo no es más que una broma y un círculo semejante a un túnel para bajitos que vuelve a salir a poco más de un metro... ¡qué chafada! Pero nos hemos reido un rato.
He paseado por las murallas superiores del castillo... o el pequeño tramo que se puede visitar, mejor dicho.


Desde allí he disfrutado de una mejor vista del patio y las tiendas medievales que han erigido y también de las excavaciones que se están llevando a cabo donde se pueden ver los antiguos pasadizos bajo el castillo.

Ya a punto de irnos (y sin tomarnos una cerveza, mi gaznate lo habría agradecido), hemos bajado junto al río para hacer unas fotos. Quería estrenar mi nuevo filtro para la cámara, pero aunque tardé unos diez minutos en colocar a la familia justo donde los quería para que salieran todos en el círculo interior y el paisaje borroso a su alrededor, Billy decidió que tenía mejores cosas que hacer y a última hora saltó fuera de la imagen. y como era mi última foto en el carrete... Pues no pudimos hacer más.

Ha sido una tarde agradable (por el clima) y por la visita al castillo (aunque no merezca la pena, si hoy había ambiente con los arqueros y las jaimas y demás... ¿cómo será esto en invierno o en un día normal cuando no hay figurantes...?

8 pataletas:

chema dijo...

la entrada es un tanto anacrónica, sí. :o
bueno, aunque no fuera todo lo auténtico que se pudiera esperar, supongo que para llevar allí a los niños y que se distrajeran un rato estaba bien.
yo también pienso que las coronas que llevan son como las que dan de regalo en las hamburgueserías. :D

BLAS dijo...

Menudo mosqueo me hubiera cogido yo con esa entrada. Ya me cabreé cuando fuí al castillo de Urquhart y lo ví lleno de andamios!
Aunque desde luego, los niños parecen disfrutar ¿no? Lo que no entiendo es, con lo monísima que se te vé en la foto, por qué narices el capullo que tienes detrás te está amenazando con ese pedazo de espada.

Bulma Salgueiro dijo...

Porque tú me lo dices y yo me lo creo. Pero si de la foto de la entrada del castillo me dices que es un lateral de un edificio moderno (incluso uno de oficinas me vale) también me lo creo, porque eso he pensado que es, el lateral de un edificio moderno (casi la salida de emergencias o donde se reúne la gente para mirar por la ventana).

Y qué ricos los niños con sus coronas XDDDDDD

Riesgho dijo...

Así que ciudadana del reino español, jajaja.
Las coronas son del burriquín, fijo, fijo :P

cloti dijo...

Eras una aupair muy dispuesta a disfrutar de todo. Yo no me veo aguantando un día de actividades lúdicas en familia con niños,no no.
Bsssssssss
Cloti

Inma dijo...

Me gusta ver las fotos que pones de esos tiempos Sarita. Sales reguapa. Y en la foto parece que estabas disfrutando como una enana, todo sonrisa.

Sarah dijo...

Chema, y aun sigue ahi, como digo, encima gano un premio!!! Meigalicix se quedo de piedra cunaod vino y los lleve a ver "el castillo".
Blas, me mosqueara o no, no iba a cambiar el aspecti. 13 a♫os despues y nadie ha dicho ni mu.
Creetelo, Bulma, creetelo. Porque te crees que en todas las fotos turisticas el castillo siempre sale desde el rio, que es en realidad la parte trasera del mismo?
Si, Riesgho, es que soy mu monarquica XD.
Cloti, me temo que eso es parte del trabajo de Au pair, aunque a mi nunca me obligaron a hacer nada, y cunado no estaba de acuerdo con algo, lo decia.
Gracias por el piropo, Inma. Me temo que he esponjao bastante desde entonces.
El chico que va vestido de Rey, por cierto, es Mike Finn, un actor bastante conocido aqui en Limerick. Cunado lo del dia libre de coches el iba encabezando la marcha (jno fue casi nadie, debo decir, a juzgar por las fotos que saliero n en la prensa...

marian dijo...

Hola hola
eso es un muro de obra fijo jajaja y dicen que es la entrada a ver que cara se le queda a la gente

he llegado hace un rato de ver a doña Juana I de Castilla visitando el mercado de Tordesillas
procuro ir todos los años a ver el mercado medieval y me lo paso en grande de puesto en puesto, viendo las actuaciones callejeras y todo el ambiente que hay
a mí me parece precioso y carísimo jajajaja pero siempre vuelvo con algo
animaos y el próximo año me acompañais