14 oct. 2009

Domingo 24 Mayo de 1998: Nuevos amigos y vuelta a Bunratty

Desde que me reencontré con Alan, parece habernos tomado a Anabel (la nueva Au Pair de Cuenca) y a mí bajo su ala. Los Viernes y Domingo, y algún Sábado si no hago babysitting, nos encontramos en el Thirsty Scholar, el pub que regenta su hermano Conor junto a su novia Sandy. Es agradable salir de casa con veinte libras en el bolsillo y regresar a casa con ellas porque te han invitado toda la noche!!
Son todos simpáticos, al menos los que he conocido hasta ahora. Hay dos, Erik y Fitz con los que aún no he hablado mucho, pero me parece que son la esponja del bar... ¡madre de Dios lo que beben!
El caso es que hoy se ofreció Alan a llevarnos a Bunratty, que aunque yo ya había estado, Anabel no lo conocía, y así hemos pasado un agradable día en el Castillo y el Folk Park. Por cierto que me he prcatado de que cuando estuve con Cathy y los niños no vi ni la mitad del castillo. La visita fue tan relámpago que sólo subimos a un par de torres, Cathy insistía que todas llevaban al mismo lugar... Y naranjas de la China! He disfrutado mucho más y desde luego, relajadamente.
Ha hecho un día respetable, y yo he tenido a la mitad de los lugareños pendientes de mi trasero y nos hemos hecho muuuuchas fotos.

De camino al castillo, que no queda más que a media hora de camino de Limerick, paramos en este colorido pub junto a la Autovía donde desayunamos cocacolas y sandwiches, cortesía de Alan.

Ya dentro del castillo, nos hicimos fotos con las figurantas que se pasean por el Grand Hall vestidas de damiselas medievales. No voy a contar nada del castillo, porque ya lo hice con anterioridad.

Subimos hasta las almenas y allí nos encaramamos hasta lo más alto para hacernos unas fotos en las estrechillas escalerillas que suben hasta arriba del todo de la torre norte.

Y tras visitar el castillo, naturalmente recorrido por el Folk Park con sus casitas interactivas...


Con Alan... Ya sin mostacho... (el suyo, digo)


Comimos dentro mismo de los terrenos del Folk Park, en un pub dentro llamado Mack's, muy a lo tradicional. Al término de nuestra visita, nos tomamos un par de cervezas en el pub del exterior, Durty Nelly's. Había partido en la tele y el bar estaba lleno de lugareños, especialmente hombres. Alan sugirió subir arriba a la sala de billar donde seguramente estaríamos más tranquilos, pero no se quién lo paso peor, si Alan(*) o la clientela masculina. Yo llevaba unos vaqueros cortados en una de las rodillas, a medio muslo y bajo... el culete. Cogimos una mesa para jugar al billar y tuve que acabar cubriéndome la cintura con la chaqueta vaquera por consejo de Alan (que ya estaba nerviosito perdío) porque los parroquianos estaban más pendientes de mis "mofletes" que del partido... Pero al hacer esto, lo cierto es que la situación empeoró, porque bajo la chaqueta llevaba una camisetilla de tirantes con bastante escote y claro... al inclinarme sobre la mesa... dejaba al descubierto una buena parte de "mis niñas".
Tras la primera partida Alan sugirió acabarnos la bebida sentaditos en una apartada mesita junto a la ventana y luego regresamos a Limerick. Fuimos directos al Thirsty Scholar, donde me topé con el recalcitrante Dave, que los Domingos trabaja allí. Gracias a Dios sólo trabaja de día y cuando suelo ir por las noches no está, porque me pongo enferma solo de verle!.

Anabel, Alan, Conor, Dave y Sandy. La moto es de Conor.



(*) A día de hoy, más de 10 años después, cada vez que veo a Alan me pregunta por aquellos vaqueros y cuenta la historia de cómo casi dejo ciego a medio Bunratty por abrir tantos los ojos y sacar las cuencas.
Mmm, las fotos de El Thirsty Scholar son de otro día pero mira, me dio la gana ponerlas aquí.

8 pataletas:

BLAS dijo...

Dí que sí mujer, lo que no se enseña se lo comen los gusanos... Y además, cuando una está bien hecha, hay que demostrarlo, ¡qué narices! xDDD

Sarah dijo...

Como que ha llovido un pelin desde entonces. Los vaqueros por supuesto desaparecieron hace ya mucho tiempo, ahora no es plan de ir enseñando celulitis! XDDDD.
Eso si, se me olvido decir que creo que anabel lo paso peor que Alan, porque la niñita era bastate conservativa y mojigata...

chema dijo...

qué guapa sales en las fotos, con el pelito rubio! aunque en la de las escaleras estrechas, a mí me habría dado vértigo subirme ahí...

María José dijo...

¡¡Por fin Sarah!! hemos tenido problemas con internet, al fin me he dado de alta en tuinvitación, mas vale tarde que nunca!!
En cuanto a ese lugar tan pintoresco, dan ganas de verlo desde luego, ¡ anda que no te has menenao tu ná!!!

besitos

anele dijo...

Ja, ja, me imagino a los lugareños con los ojos como platos. Pobre chaval, que le hiciste sudar de apuro :)

Sarah dijo...

No seria la primera vez, Anele, no seria la primera vez!!! Otro dia me toco jugar al billar y bailar la macarena con una faldita que cais se me veia el codigo de barras!

marian dijo...

esos pobres aldeanos con el lo verás y no lo catarás ayyyyyy que pena

Geno dijo...

Jajajaja, asi que escandalizando el pueblo... ¡ende luegooooo!