8 abr. 2009

Domingo 28 de Diciembre de 1997: Chloe

Ayer por la mañana quedé con Kevin para tomar un café. Al ser fin de semana tiene a la niña y me ha sido posible conocerla. ¡Es preciosa! Casi cuatro años tiene ya y es lo más pizpireto que he conocido... Eso sí, me ha hecho llevarla al baño catorce veces, y eso sin aún haber probado la naranjada...
Fue una mañana relajada, Kathy está de vacaciones hasta el martes de modo que no tengo a Billy y Janet pegados a mí como mi propia sombra.
Si algo puedo decir es que Kevin parece un buen padre. Algunas de las chicas que conozco del grupo me dicen que se mostrarían reacias a salir con alquien que lleva "equipaje", pero soy de la opinión de que a veces el bagaje emocional es mucho mayor que uno físico. Que Kevin sea padre, y además uno bueno y dedicado, sólo me sirve para que me guste más, si cabe. Quizá otro chico cualquiera de su edad (26) se habría lavado las manos y abandonado sus responsabilidades aun cuando la niña no tuviera culpa de las acciones de la madre.
Tampoco, despues de todo, es que nuestras relaciones sean serias, acabamos de conocernos y sólo el tiempo dirá a dónde nos lleva este "conocimiento". Me consta que no quiere nada perpetuo. Todavía está dolido y escarmentado y he de ser cauta.
Anoche durmió en casa. Nos costó poner a Janet y Billy a dormir. No había modo. Los dos con nosotros en el sofá de mi salita, arriba en mi cuarto, sin dejarnos ver la tele ni hacer manitas ni nada de nada. Billy sólo quiere saber cuándo le llevará a dar un paseo en moto "pero un paseo de verdad, con casco", y Janet sólo quiere dar la lata (¿se nota mucho que la tengo atravesadita?). Finalmente he tenido que ponerme dura o el siguiente paso habría sido darles un vaso de vodka para que se durmieran de una puñetera vez.
Ya en sus camas (bueno, en realidad en la de sus padres, porque cuando salen, se acuestan ahí hasta que estos llegan y los llevan a sus respectivos dormitorios), nos hemos quedado ¡al fin! a solas. Le he contado a Kevin los comentarios de Kathy sobre nuestros "ruidos nocturnos", y hemos decidido dormir en el suelo, delante de la chimenea encendida. Con los dos nórdicos de ambas camas de mi habitación, hemos formado lo que aquí se conoce como "un nido", que consiste en dormir sobre uno de los mullidos edredones y taparte con el otro. De este modo, además, estamos sobre el dormitorio de los niños y no hacemos ruido alguno, a no ser que las viejas maderas del piso nos delaten. He de decir que "el nido" ha resultado cómodo, el edredón ha enmascarado del todo la dureza del suelo, y la luminosidad de las llamas han conferido al ambiente un toque pasional y de película de sobremesa. Decir que he alcanzado la gloria más de una vez, no es exagerar. Con cada caricia me vuelve loca y sé que cada día que paso a su lado me enamoro más y más de este hombre con mayúsculas. La piel me quema cuando me toca y no deseo hacer nada por evitarlo. Hemos dormido el uno en brazos del otro y por la mañana hemos repetido. Pecamos de gula en el cuerpo contrario y nos regocijamos de ello.
Apenas habíamos acabado cuando Billy ha entrado a la carrera, y aunque una puerta separa mi dormitorio de la salita, ha entrado igual. Nos ha mirado, ha saludado a Kevin casi con timidez y le he dicho que se largara. Ha corrido de nuevo escaleras abajo, gritando:
-"Mamá, Kevin y Sarah están desnudos en la cama, están desnudos" -seguido de una carcajada de Kathy.
Por la tarde me ha dicho que cree que es hora de que me coloquen una cerradura en la puerta.

8 pataletas:

J. M. Rosario dijo...

Muy fresco este blog, es un baño de gracia y dulzura.
Felicitaciones!

Inma dijo...

En España sería muy difícil que dejaran a una niñera quedarse con su novio en casa, no?
Y vuelvo a decirte que me encanta como cuentas las cosas. De verdad.

chema dijo...

vaya con el niño! me recuerda a laurita cuando decía: "ezther, le voy a decir a mamá que tienez otro novio!" o algo así. :D
por cierto, muy chulos los emoticonos que has puesto en el margen! el que te ha pasado sonia, que es muy bonito, y el de la niña pataleando.

anele dijo...

Joé con Billy!! Vaya crío más inoportuno, pero a su edad es normal eso deno llamar antes de entrar.
Estoy de acuerdo con Inma, aquí creo que sería impensable que te dejaran hacer algo así. Tuviste mucha suerte al dar con alguien como Kathy.

CGR dijo...

Buena idea lo de la cerradura, sí... jajajajjaj ¡niño inoportuno y maleducado! ¿no sabe que hay que llamar antes de entrar? jajajjaja

BLAS dijo...

Coñ... con el niño... Yo que estaba aquí babeando imaginándome la chimenea, el nidito, al Kevin y muriéndome de envidia, y me ha cortado el rollo totalmente entrando como un trompo. Pon un cerrojo pero ya, por el amor de Diós!!

SUSANA dijo...

Ese final de "Kevin y Sarah están desnudos..." me encantó.

Absolutamente sí a la cerradura para evitar las miraditas indiscretasss!

Bulma dijo...

Ay, que el niño va por el camino de la hermana XDDDDDDDDD (de porculero, digo) jijiji