10 mar. 2009

Miercoles 12 de Noviembre, 1997: la familia

La familia de mi familia, es mi familia.

O así lo siento. vivir con esta familia es como vivir con una familia propia (que no tenga nada que ver con la mía, claro está).
La semana pasada conocí brevemente a Nora, la hermana de Henry. Viven justo en el edificio de enfrente, y ella viene y va a su aire. Hoy he conocido a sus hijos, que han venido a visitar a la abuela. Están las gemelas, Ciana y Tara, la pequeña Nicoletta y Socky. Socky en realidad se llama Harry pero todo el mundo se dirige a él por ese mote. Las gemelas tienen 15 años y ya aprendí a distinguirlas. Ciana tiene un rostro más recio que Tara. Esta última es más fina y femenina. Socky tiene 16 años y Nicoletta acaba de cumplir 10. Al marido de Nora aún no le conozco, es policía prejubilado y aficcionado a la fotografía, según me han dicho.
También me he dado cuenta de que en todas las familias cuecen habas. Kathy me ha comentado mientras preparaba la cena (no me deja ayudarla nunca, pero mañana, cocino yo), que no aguanta a la familia de Henry, en especial a Nora. Parece ser que una de las razones por las que tiene teléfono de monedas es porque ellos no tienen teléfono en su casa y vienen a llamar desde aquí (habiendo una cabina pública a dos puertas de distancia). También me ha explicado que lleva tiempo planteándose comprar una lavadora/secadora, porque el tiempo nunca acompaña para dejar la ropa secar al aire en el pequeño patio interior de la cocina (que es el foso con railes de la calle), y que prefiere llevar la ropa a la lavandería porque si tuviera secadora, de seguro se traerían su colada a secar aquí.
No obstante, a mí me han caido bien. Las gemelas son encantadoras y muy atentas con su abuela y con Nancy; Socky es adorable con Janet y Billy, y Nicoletta es simplemente Nicoletta. Ella viene a menudo a ver a su abuela, casi cada tarde, pero yo había coincidido poco con ella. Y todos tienen una sonrisa abierta y sincera, así que imagino que aquí hay más que un simple ir y venir con toda libertad de una casa a la otra con la excusa de usar el teléfono.
Presupongo que quizá tenga que ver con el hecho de que Kathy resienta el hecho de que la madre de Henry viva en su casa, y aunque la mujer disfruta una excelente salud para sus 73 años confesos, sé que teme lo que se avecina en el futuro.


Por otra parte, esta mañana he ido a mi primera clase al Limerick Language Centre. Para determinar en qué clase meterme (cuesta 10 libras la hora y media, y vendré 1 vez a la semana), simplemente Pat, la directora, ha mantenido una conversación de lo más trivial conmigo. Lo típico: qué me parece Limerick, si es mi primera vez en Irlanda, si encuentro mucha diferencia de clima con España, qué tal la familia (la de aquí), a cuántos niños he de cuidar, y finalmente, qué es lo que pienso que necesito mejorar con mi inglés. Le he dicho que vocabulario básicamente y pronunciación.
Me han puesto en una clase llena de nipones donde hemos visto el uso del gerundio y nombrado profesiones. Me temo que, o ha pensado que mi inglés es tan malo que he de regresar a gramatica básica, o el nivel de este Centro deja mucho que desear. Por no ser descortés en medio de la clase no he dicho nada y les he seguido el juego (el resto de la clase apenas tenía inglés), y al finalizar he hablado con la profesora, que me ha remitido a Pat de nuevo. Ha dicho que me pasaría al siguiente nivel y le he pedido por favor que tenga en cuenta que gramaticalmente y en vocabulario básico, estoy puesta. Aún así, ya me habían cobrado las 10 libras, de modo que he considerado que es dinero tirado a la basura, porque no he aprendido nada. Ya veremos la próxima semana.
En breve me preparo para salir con Lucy y Francesca a Baker Place, a tomar algo. Poco, pero algo. Hombres de Limerick... preparaos para estos tres huracanes europeos...


10 pataletas:

Bulma dijo...

Me resulta curioso ver como, en todos tus posts, dejas ver lo rápido que te ha aceptado Kathy y sobre todo cómo te ha incluído sin miramientos en su familia. Si en otros posts fueron el hecho de quererte comprar cosas o de preocuparse si habías llamado a casa o no, ahora te usa de confidente en sus temas familiares. Realmente, te ha acogido no como su hermana pequeña pero sí como a una amiga muy cercana.

Y me alegro que te gusten los sobrinos porque si viven puerta con puerta los vas a ver más de lo que te gustaría... para bien o para mal ^^U

¡A la caza! ... digo, que estoy deseando saber qué tal la noche de marcha :P

Anónimo dijo...

ahhh no sabes lo que disfruto con tus memorias...haces q la lectura sea muy fluida y amena...
tu fiel seguidora conchi...
jejej espero el capitulo de mañana
muac

ah soy coonchi

chema dijo...

lo suyo sería que te hubieran hecho una prueba de nivel en condiciones antes de meterte en un grupo en el que no ibas a aprender nada, y encima te lo iban a cobrar...
estoy deseando leer la crónica de esa nueva salida con las otras au pairs!!

CGR dijo...

Un poco aprovechada la cuñada ¿noooo?

María José dijo...

Bueno chica, me estoy acostumbrando a que me cuentes un cuento todos los dias antes de ir a la cama..... son las 22,38 y dentro de poco me voy pal "sobre" tu commigo ivas a haces mu pocas migas , a pesar de ser ambas gaditas, mo me gusta nada trasnochar, ni las salidas, ni las juergas, ni ná de lo que a ti te entusiasma.... quizas por eso admiro a la gente tan aventurera como tú, pero yo soy mu " pará " hija...
Besito de buenas noches y gracias por el cuento...

América dijo...

Hola!!!!....jajajaa amiga tan amena y fresca como siempre!,estoy un poco confundida se que te sigo,pero no por este blog verdad?,tu me perdonas recién todavía me organizo....

Sarah dijo...

Jajajja, America, es que este blog lo abri mientras tu disfrutabas de unas cervecitas bajo un naranjo en Sevilla... pero soy yo, Candela... jajaja. Besos, mi niña.

BLAS dijo...

Qué jaleo familiar... En parte lo siento por Kathy, me pongo en su pellejo y no quiero ni imaginarme a mi cuñada viviendo enfrente, y encima teniendo yo en casa a mi suegra!! De hecho creo que yo ya no estaría en mi casa...
Y ahora me pasa como a los demás... ¿Qué tal fué la noche?

Sarah dijo...

jajaja, Blas, es que estoy cansada tras salir por la noche, y claro...

Shirat dijo...

Me encanta este blog, Candela. No vengo todos los días, pero me parece muy entretenido.
Estoy de acuerdo con lo que decís de la cuñada. Vaya morro. Y los de la clase de inglés también, deberían hacer pruebas de nivel, no ir probando (y cobrando) hasta que encuentren el grupo adecuado.