28 mar. 2009

Jueves 11 de Diciembre de 1997: The end

Mi primera aventura amorosa ha llegado a un final abrupto y del todo rocambolesco. Hoy soy Sarah elevada al cubo, al cubo de la gilipollez máxima. Que alguien me corone con una banda que diga Idiota Mayor del Reino.
Vayamos por partes. Al no recibir ninguna señal de vida del primate al que llamaremos por motivos cientifícos "Dave", volví a llamarle a media mañana del martes. Su solícito hermano de nuevo me informó de que se encontraba en el College y regresaría a su jaula a eso de las 7 de la tarde, a cuya hora podría intentar llamarle de nuevo. Así, como una mona en celo, cometí el error de volver a telefonear a las 7.30, contestándome su madre.
Un momento. El Domingo por la noche cuando salimos, me dijo que no podía llevarme a su casa porque compartía apartamento con su hermano, que era muy religioso y no permitía que chica alguna pasara la noche allí. Me reí de la explicación cuando me la dijo, pensando que era broma, pero se puso muy serio y me aseguró que su hermano era un poco "rarito", dándome a entender que pertenecía a uno de esos grupúsculos religiosos de alta moral y poca idea del mundo como los Testigos de Jehová. Teniendo amigos míos que pertenecen a tal organización, me creí su verborrea convincente. Tonta de mí.
Pero esto ya no encajaba. Si me dijo que vivía fuera del nido materno, independizado con su hermanito del alma, ¿qué hace su mamá al teléfono? Porque era su madre sin duda, vamos que para estar segura, cuando respondió y yo me quedé en blanco al oír la voz de una mujer al otro lado, tartamudeé algo así como... "Er.. este... estaba intentando localizar a Dave... supongo que usted es su madre, verdad?", a lo que respondió afirmativamente, y digo yo que si hubiera sido la hermana/novia/mujer, no habría dicho que sí, que era su madre.

Entre el martes y ayer, pasé el tiempo como una zombi, tramando teorías de conspiración en mi mente y calentando mi furia minuto a minuto. Aquí estamos. Me han tomado por imbécil y no lo he sabido ver. ¿De qué va el juego? Porque sigo sin verle la gracia...
Pero pasé de volver a llamarle. No quería que pensara que estaba pegada a sus pantalones, o que era una pesada. Pero coño, la incertidumbre me estaba matando... ¿Cómo se suponía que iba a saber de qué iba el tema? Tendría que esperar a ver si aparecía por Baker's anoche.
Jamás he estado tan nerviosa en la vida al entrar en un sitio. Aunque Lucy, Francesca y Ana actuaban de guardaespaldas y estaban casi tan ofendidas por su actitud como yo, ha sido un shock encontrármelo de frente, con su grupo de amigos. De estos, conozco a Aidan. Luego hay otra chica rubita y de pelo largo, y otra morena. Luego están la pelirroja y su novio. Todos han empezado a decirle algo y a instarle a que se acercara, se notaba en sus movimientos y en las miradas, pero me ha rehuído. Nada duele más que el desprecio, o que le ignoren a uno deliberadamente, eso es cierto. ¿Qué le he hecho para que me bloquee así, de pronto? ¿Fue quizá la conversación del pasado Domingo? Vaya, porque todo lo que le dije es que deseaba saber qué quería para no pegarme el batacazo, no que tuviera en mente vestir de blanco pronto y cargar nueve meses con una barriga con sus monitos.
Al mismo tiempo que sus amigos trataban de obligarle a que viniera a hablar conmigo, las mías intentaban empujarme a que fuera a hablar con él. Al fin me armé de valor y lo hice. Y la venda ha caído de mis ojos como si me hubieran sacudido con una corriente eléctrica de alto voltaje. Este macaco es simplemente un mentiroso patológico que se recrea en sus propias vidas inventadas. No sé la verdad y probablemente nunca la sepa. Pero la historia que me contó, cuanto menos, derrocha imaginación.

Hum. ¿Por dónde empiezo? Ah, sí. Me aseguró que no es que no deseara verme. Yo le volvía loco (sus propias palabras), pero que estaba separado y tenía un hijo de tres años con su exmujer y no sabía cómo me iba a sentar esto.
¿Sentar? ¿Sentar? Pues supongo que me sentaría mucho mejor a que me dejen plantada sin una explicación. ¿Y a mí que me importa que el chimpancé tenga descendencia? ¿Y lo de estar separado? ¡Ah, si yo llevo el mismo sello cauterizado en la nalga, por todos los leprechaunes! Naturalmente, haciéndome la mujer de mundo que no soy, le he dicho en no ciertos términos que no entraba por mi cabeza, desde luego, faltaría más, una relación seria. Estoy aquí en Irlanda por no se sabe cuánto tiempo y sólo me apetece pasarlo bien, tener un amigo con el que hablar y si de paso me calientan la cama, pues mejor que mejor.
Se mostró más calmado y me dijo que regresara con mis amigas, que parecían intranquilas y él iría a calmar también a sus amigos y de paso pedirme una cerveza. Ni qué decir tiene que de nuevo me quedé esperando. De poema la cara de Lucy, que se había acabado sus cervezas y tenía intención de compartir la mía, fresquita, recién salida del barril... La muy interesada no hacía más que apremiarme para que fuera a buscarle, pero yo no quería hacerlo. Sin embargo no me ha quedado más remedio que ir al baño (es lo que tiene la cerveza), y para ello debía pasar por donde Dave estaba con sus amigos.
Resuelto mi problema fisiológico, al pasar de nuevo se me ha quedado mirando y me he detenido a su altura. Me ha rogado encarecidamente que regrese con mis amigas. Parece ser que su exmujer estaba en el local (qué casualidad) y que estaba muy enfadada.
-Bien, ¿y qué si lo está? Si es tu exmujer, a mí me importa un rábano. ¿Te importa a ti? ¿Es eso?

No respondió y me fui a mi rinconcito, con mis amigas abstemias a la fuerza. Se pasó la noche toreándome, y la siguiente vez que fui a los lavabos, que están en la planta de arriba, me estaba esperando fuera. Me cogió en plan apasionado y me ha besado como los vaqueros en las películas de ese detestable John Wayne. Me empujó al interior de los servicios de chicos y no fuimos más allá porque el olor se me ha hecho insoportable y ha sido simplemente imposible llegar mas lejos.
La noche llegó a su fin y Aidan nos ofreció su casa. Las otras dos chicas que les acompañaban son las hermanas de Aidan, Sinead y Aine (Sinead la mayor, Aine apenas va a cumplir 18 años). Al llegar, después de una media hora de caminata por calles laberínticas fuera del centro (hemos cruzado el puente sobre el río, límite de los confines de la ciudad), me he dado cuenta de que estábamos en la casa familiar. Aidan nos ha dejado un sofá para pasar la noche y todo ha ido de mal en peor.
Nuestros escarceos sexuales no han llegado a ninguna parte (al menos por la mía), y esta pasión bruta se ha quedado simplemente en eso: en bruta. Por la mañana me he levantado mientras el monito aún dormía y me he marchado sin decir nada. No sabía dónde estaba, nunca he estado en esta parte de la ciudad, y anoche estaba todo oscuro, no tenía un punt encima y dos de mis intentos por salir de la urbanización han acabado en un cul de sac. Finalmente he seguido el ruido del tráfico, he ido a dar a una carretera desde donde se veía el campanario de la Catedral de Saint John's y he llegado al centro sana y salva.
Y con la convicción de que lo único que me llevó a casa de Aidan con Dave fueron los empujones de mis amigas y el poco alcohol que consumí, que sumado a la poca comida que pude tragar durante la cena, sólo constituyerom una receta para el desastre. No creo que vuelva a ver a Dave despues de esto. Ni quiero, que quede claro.

Al menos me queda el consuelo de que el gatillazo, al menos, no lo tuve yo.

15 pataletas:

María José dijo...

¡ que desastrosa experiencia chica!! por lo menos lo cuentas con gracia y salero pero en esos momentos estarías pa los leones, vamos.... de tó se aprende

besos

chema dijo...

vaya joya de chico: veleta, mentiroso compulsivo, y encima... lo otro. tanto que te mareó para eso. a ver si en próximos capítulos encuentras a alguien más eficaz, jejeje. ;)

BLAS dijo...

Pues mira, te ha venido bien, has echado un polvo, y encima sin consecuencias, y con eso me refiero a que te ha "desenamorao", pero tu has echado una canilla al aire, que siempre viene bien por eso del stress. Es un mierda y te has dado cuenta a tiempo. Muy bien eso de largarte sin despedirte al día siguiente. Por lo visto, el tío no se merece otra cosa.

Sarah dijo...

No, Blas, si el polvo ni siquiera se consumo. Mucho jueguecito previo pero aquello, digamos, no tomaba las dimensiones esperadas minimamente...

BLAS dijo...

Pues vaya, el tio mucha chuleria pero ni dimensiones mínimas... Menudo mindundi!!

Inma dijo...

Lo que menos se imagina el tipo es que estamos debatiendo aquí "sus dimensiones mínimas". XDDD Al final se ha hecho justicia.

Sarah dijo...

No, no, de dimensiones el pobre chico iba bien. Vamos, lo normal. El problema es que no "progresó adecuadmaente". Vamos,que no supo "levantarse" para la ocasion... ¿Lo digo mas fuerteeee?

MJ Cádiz dijo...

Jajajaja, ahora a todos nos ha quedado claro cuál fue el problema (y de quien). Lástima que con lo que prometía la historia y con el enganche que teníamos todos haya terminado así, pero con semejante especímenen no podía acabar mejor. A ver qué es lo siguiente que te pasa, Sarah. Besitos

María José

Inma dijo...

Joé Sarah, que lo había entendiodo perfectamente pero de alguna manera elegante había que decirlo,no?

América dijo...

JAJAJAJAJA....No te perdiste al final de nada,el problema lo tiene él,desolado,abandonado,burlado y frustrado sometido al escarnio publico victima de su propia torpeza.

CGR dijo...

¡¡Menudo elemento! De buena te libraste

Sarah dijo...

jajajja, vaya maraton te stas dando, Geno!!

Shirat dijo...

Menuda alhaja, hija.
Lo peor es que a la mañana siguiente tuvieras que buscarte la vida. Uf. Todo un gentleman.

Lar dijo...

Genial... me alegro de que lo descubrieras a tiempo....

KIRA dijo...

Vaya, lo que parecia ser una bonita historia de "amol"...
acabo siendo una bonita historia de "la que me he librao"...
Bueno, por lo menos en su momento te reirias un monton del gatillazo con tus amigas no???
Y ahora aqui con nosotras, eso le pasa al tipejo por "inutil"